grotte_de_trabuc_cascadeLas Cascadas Rojas

A continuación, nos adentramos en el infierno.

La escalera se abre paso en la garganta roja de las cascadas petrificadas de una gran belleza y que evocan ríos de arena fina.

Resulta siempre asombroso descubrir tantos colores en este mundo de tinieblas, colores debidos a la presencia de diversas sales minerales como el hierro y el manganeso de tonos variables según su estado de oxidación y que contrastan de manera sorprendente con la blancura y la pureza de algunos sedimentos.

Las coladas están caracterizadas por sus anchas facetas y su aspecto brillante. Según los mineralogistas, son el resultado de un aporte lento, lo que explica su crecimiento de tipo monocristalino.

Por el contrario cuando la sedimentación es muy rápida se obtienen colores más blancos, ya que a menudo hay menos oxidación, pero entonces los cristales son unos conglomerados policristalinos en desorden y su rotura es sacaroide y su aspecto más ceroso.

Aquí, estas coladas pesan varias decenas de toneladas. A veces, están cortadas por canalículos que son testimonio de la acción momentáneamente agresiva de las aguas durante infiltraciones causadas por fuertes lluvias.